27°

Guatiza

Guatiza

Alejándonos del litoral, nos adentramos dirección a Guatiza. En sus inmediaciones vemos campos repletos de chumberas o nopales. El paisaje es precioso, un magnífico cielo azul sirve de techo a una interminable mancha verde compuesta de miles de chumberas que crecen sobre la ceniza volcánica. Lo realmente curioso es que no se cultivaron por sus frutos, sino debido a un pequeño parásito que las invade.

Si nos fijamos bien, podemos apreciar como están colonizadas por unos pequeños insectos de aspecto blanquecino (Dactylopus coccus), más conocido como cochinilla. La cochinilla es usada para hacer carmín (tinte natural de gran poder de fijación) y tiene un gran valor comercial. Rodeado de campos de chumberas, en Guatiza nos sorprende el Jardín de Cactus, del que hablaremos con más detenimiento más adelante. En el centro de Guatiza destaca su peculiar Iglesia del Cristo de las Aguas.

¿Te interesa esta información?

Descargar en PDF Imprimir Enviar Postal